Un camino.  Un comienzo

Sunday, January 1, 2017

Un nuevo comienzo.  Un ideal mañanero que nace en un instante y se irradia con saludos frescos, y buenos deseos.  El camino se inicia de nuevo para muchos, pero en realidad es la continuidad de uno existente, perenne, estático, tan antiguo, tan lejano que sus huellas han iluminado las decisiones diarias. Este camino será repetido y arbitrario, estará lleno de experiencias nuevas, de alegrías inmensas, pero también de momentos de reflexión y tristeza.

Es el camino para recordar, sonreír, revivir viejos encuentros y miradas; mirar la reflexión del pasado y forjar un temblante nuevo de esas experiencias mustias y marchitas; es un camino donde la esperanza renace, te ataca de repente y se cuelga de tu pie izquierdo; y aunque no lo creas, te hace sonreír, añorar ideales nuevos y oportunidades frescas. 

Es mi camino, tu camino.  El camino que se te ha dibujado desde el momento en que naciste. Y aunque sus contornos cambien de color por las estaciones del tiempo, hay que mantener esperanza intacta, luchar cada día por sonreír, por expresar esas buenas intenciones de nuestro corazón; compartir, entrelazar esos plurales olvidados y convertirlos en una única voz, donde la alegría se confunda con júbilo; sobretodo, amor [la reflexión de ti mismo].  Porque al final, eso mismo es lo que eres: una nota donde escribirás tu historia, donde tu voz marcará el camino de otros; y tu esencia, que está llena de luz, creará huellas… huellas que narraran tu historia…, la mía, todo a quienes tocaste con tu presencia.

Eres un camino que continúa tu trayecto cada día…

Eres un camino que busca la fuerza más grande del universo…

Eres un camino que termina y comienza en un callejón estrecho, que conduce a una isla solitaria do sólo donde hay amor; porque al final, eso mismo es lo que eres: amor, sólo y eso nada más.