Te quiero por tu sutil sonrisa

Thursday, March 3, 2016

Te quiero por tu sutil sonrisa, un espárrago de ternura que se irradia de tu boca y se enreda en mi ser, envolviéndome mágicamente en espirales de yo no se qué.  Te quiero, y un punto aparte nace dentro de mi corazón,  volcando cientos de vocablos rotos en una expresión éterea.  ¿Sabes? Tu sonrisa se exparce por cada rincón donde habita ternura, haciendo que mi alma se quede indefensa, sin suspiros ni añoranzas; en la espera de que tus labios agrieten el hechizo.  ¡Ah! ¡Mis ojos! se cubren de una estela transparente que siempre aparece cuando tus labios se rozan con  los míos.

            Hoy sé que tu sonrisa cruza espacios temporales y brilla únicamente para mí; y no es que sea posesivo, pero te expreso con toda la sinceridad que mis años me han dado, que ella sólo resplandece para mí; aunque estés rodeada de centenares de versos sueltos, que te expresan un decir, una expresión o un suspiro.  Te digo que tu sonrisa contiene una voz que baila al compás de un arcordión milenario. Y lo más importante, es sólo mía.

            Tu sonrisa me hace sentir vivo y sé que mi existencia tiene una única justificación de ser: estar cerca de ti, para derretirme con las brasas de dulzura que se irradian de tus labios; y como siempre es sabido que el misterio de no saber cuál es el significado de las cosas, mi voz se confunde con mis manos y mis manos se convierten en labios, que sin querer añoran cruzar la distancia que nos separa, para sentir en un beso la enorme frescura que de tu boca brota, salvando así la destrucción de los contornos del día, al no poder soportar los destellos locos de tu alegría.